Los números de/en las bibliotecas




[De la serie «De las Bibliotecas a LA BIBLIOTECA»]

Revela el INEGI[1] que en el 2010 contabilizó en Zacatecas 233 Bibliotecas públicas, de un total de 8,258 localizadas en el país, en las que se realizaron poco más de 920 mil consultas, de un total de 75,625,757 que resultaron a nivel nacional. Otra cifra que destaca es que en el estado existen 763 Bibliotecas en educación básica, media y superior de la modalidad escolarizada, de 15,267 existentes en el territorio nacional. Estas Bibliotecas en educación comprenden «los niveles preescolar, primaria, secundaria, profesional técnico, bachillerato y superior» y es probable que puedan «servir para el funcionamiento de varias escuelas o turnos» lo cual deja variantes y se presta para múltiples lecturas.
El top ten de los municipios que poseen más Bibliotecas públicas lo comprenden Guadalupe (14), Sombrerete (14), Sain Alto (12), Fresnillo (11), Valparaíso (11), Zacatecas (10), Jerez (10), Río Grande (9), Juchipila (8) y Monte Escobedo (8). Por otro lado, más de tres decenas de municipalidades no superan el par.
Donde más consultas se realizan son: Zacatecas (124,031), Guadalupe (69,588), Sombrerete (52,065), Jerez (49,427), Fresnillo (43,232), Río Grande (41, 405), Valparaíso (32, 352), Sain Alto (32,353), Juchipila (29,243) y Apulco (28,781). En la contraparte tres municipios no superan las mil consultas y más de una decena no alcanza las dos mil.
El top ten de los municipios que poseen Bibliotecas en educación básica, media y superior de la modalidad escolarizada es el siguiente: Teúl de González Ortega (79), Zacatecas (66), Fresnillo (60), Tepechitlán (47), Guadalupe (46), Jerez (42), Pinos (40), General Francisco R. Murguía (30), Río Grande (29) y Sombrerete (29). En el otro lado de la moneda se enlistan tres municipios con cero y más de una decena no supera el par.
Hagamos algunas aproximaciones.
Si en el estado existen 996 Bibliotecas, entre las que son públicas y las que son de educación, y el censo ha contabilizado 1,490,668 habitantes, con una esperanza de vida de hasta 76 años, las conclusiones pintan claroscuros. La una es que cada individuo tiene aproximadamente el derecho a poco más del 0.006 de una biblioteca pública-escolar y/o o.005 de una biblioteca pública. La otra es que alrededor de 200 individuos han sido cubiertos con una biblioteca pública-escolar y/o que a más de 180 les toca una biblioteca pública. La primera deja una sensación de calosfríos. La otra juega un camino menos azaroso. Es obvio que los números del INEGI dejan más dudas que respuestas, pues entre varios puntos falta por saber dónde y en qué condiciones están esas bibliotecas, cuántos libros hay en particular y en general, cuáles temas son los que más se consultan, quiénes acuden a las bibliotecas buscando qué, entre un mar de incógnitas.
Digo que, según los números, cada individuo tiene el derecho aproximado del 0.006 y/o al 0.005 de una Biblioteca pública cualquiera que sea. ¿A qué responde eso? En su nivel más básico, ¿eso da para un libro por individuo?, ¿o cómo dividimos-repartimos las fracciones?, ¿o a quién? Faltan respuestas. Esa aproximación no dice cuántos libros hay en las bibliotecas públicas del estado y a qué corresponden con el número de la población y materia, dejando de lado otras preocupaciones materiales. Pero, quizá lo más importante, falta por saber cómo es la vida de las bibliotecas; sus precariedades y retos, sus financiamientos y donaciones; sus actividades intra-extra muros y cómo enfrentan los viejos y nuevos retos.




Documento publicado en versión impresa y electrónica en: http://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_139

Publicar un comentario

Entradas populares