Crítica en la «Mesa revuelta» de Díaz de la Vega



La verdad se oculta ante nuestros ojos. De frente se exhibe rebosante, como una bailarina que nos deja ver sus piernas mientras la mayoría se pierde de sus labios, del color de su iris, del olor de su piel. Se pavonea en nuestra mirada y apenas algunos iniciados o despistados le hayan, le descubren, se embelesan.
Esta es la «Mesa revuelta» de Fidencio Díaz de la Vega, un objeto del que he venido escribiendo de apoco y que siempre, siempre me ha fascinado.



Publicar un comentario

Entradas populares