Querido diario, cuando conocía Madrid y RM Champion

Conocí Madrid en 2012.
Arribé por el Barajas-Adolfo Suárez. No puedo decir que esa es la primera imagen que tuve de la ciudad porque los aeropuertos son todos iguales, o casi, como los centros comerciales; a donde vayas son siempre iguales en esencia. Así que ahí tomé la vía del metro que me llevaría a la ciudad. Bajé con dos tremendas maletas en Banco de España, que en su acceso a la calle que corre de Cibeles a Puerta del Sol no tiene escaleras eléctricas, ni elevador. Puse pecho y a cargar. ¡Pum!, ahí mi primera imagen de Madrid; de ese lado un jardín y adelante el elegante edificio de la RAE, de la otra acera una arteria de mezcladas propuestas artístico-arquitectónicas, en el centro los hilos de coches que van y que vuelven. ¡Pum!, esa es la fotografía mental que viene siempre repitiendo ese sentimiento anonadado, aprensivo y magnetizado. Aún puedo ver a las personas que me rodeaban sin saber lo que se venía en el latir de mi corazón. ¡Pum!, ese es el primer recuerdo que guardo de allí, que se ha quedado en un librero, uno muy especial, en el que está el cariño por la ciudad que me cobijó cuatro años y contando.
.
..

«¿Cómo no te voy a querer?», cantan los Pumas y, emulando, cantamos los RealMadrdistas,
¡Cómo, cómo no te voy a querer! … … … ¡Pum!, posteo esto a punto de iniciar los tiempos extras de la final de la Champions Leage y sin saber el resultado me vuelve el recuerdo de la ciudad más bella de Europa en este Rojo sobre cielo azul de Madrid.










Publicar un comentario

Entradas populares